0 elementos

Esterlitzia

20.00

La lana es transpirable lo que permite que respire ayudando a crear ambientes secos; la lana es un termorregulador natural gracias a sus propiedades higroscópicas. Cuando aumenta la temperatura exterior, las fibras se calientan, liberan humedad y se enfrían, refrescando el ambiente. Y a la inversa, cuando hace frío.

Categoría: