Somos Pécora

En el inmenso Océano Atlántico se encuentra nuestro taller de diseño 100% artesanal.
Aquí recuperamos el primer tejido no textil conocido, la lana afieltrada a mano, que ha acompañado la existencia del ser humano a lo largo de la historia, y la incorporamos a nuestra cotidianidad de una forma peculiar.

Buscamos expresarnos con honestidad y sensibilidad en cada proyecto que realizamos. Diseñamos objetos desde la intuición, la creatividad y el cuidado por el detalle.

El equipo

Somos 4 mujeres provenientes de diversos ámbitos; nos une el amor por lo artesanal y el trabajo hecho con mimo y cuidado. 

Isora Díaz

Quería ser reportera gráfica de guerra para combatir la injusticia. Me gusta la búsqueda, el descubrimiento, he vivido en distintos lugares y países, experiencia que me ha servido en los múltiples comienzos. Siempre quise ser madre para asirme a una familia. Tengo tres hijos, estoy divorciada y tengo pareja.

Cuando supe más me di cuenta que buscaba alivio a través de la belleza. Y aquí sigo… desde otras laderas más subversivas.

Irene

Me gusta ir al cine sola, el té con leche y el sol de invierno. Me emociona descubrir cosas, busco la calma de la sensación de nadar bajo el agua y necesito el pellizco de la ilusión. Sigo aprendiendo a dejar de lado todo lo que había imaginado, y suelo anticipar sueños a menudo. Soy madre, así que voy derribando creencias y transformándome constantemente. Anhelo la belleza, que me reconforta y alivia, y me ordena el caos que habito.

Toñi

…bueno es que mis manos van solas…son como vías por las que fluye el subconsciente al papel.Los dibujos surgen solos y, después, cobran sentido, me cuentan más tarde por qué están ahí. Es esto que hago un proceso casi biológico, donde confluyen cosas no buscadas con el conocimiento, y se presentan como una revelación.
…. soy en definitiva un animalillo de taller.

Angélica

Esposa y madre.
Aunque administrativa de profesión, siempre relacionada de alguna forma con las artes, lo delicado…
Y cómo la vida es así, y te va poniendo en el lugar apropiado, en el momento preciso, ahora no sólo trabajo aquí, sino que disfruto de lo que hago, y además tengo el privilegio de conciliar con mi vida familiar, que es mi pilar.
.

El taller

Estamos en la calle Santiago, en el corazón del Barrio del Toscal. En un local amplio y luminoso a pie de calle, y cuyo aroma atrae y sorprende a todo el que pasa.

Elegimos este barrio porque, a pesar de que está en el centro de la ciudad, a su vez, funciona como un pequeño vecindario. El Toscal era el barrio donde antiguamente coexistían muchos oficios, y desde pécora soñamos en que, algún día, se convierta, de nuevo, en un barrio vivo de artesanos, diseñadores, con propuestas alternativas, negocios diferentes…